Simón Valcárcel Martínez: «El mundo literario de Julio Llamazares»; reseña

Anuncios

La intención de este trabajo es el abordaje temático y narratológico de la literatura de Julio Llamazares desde una perspectiva intratextual. Hemos tomado el primer poema del primer poemario publicado de Julio Llamazares para explicar el sentido de su producción literaria. Según el propio autor, en él se resume todo el contenido de sus libros (Cruz, 2013, s.p.):

Puede ser [La lluvia amarilla parece la madre de sus libros], pero para mí la madre de toda mi literatura es mi primer libro de poemas y en concreto el primer poema, ese que dice: ‘Nuestra quietud es dulce y azul y torturada en esta hora. Todo es tan lento como el pasar de un buey sobre la nieve’. Ahí está todo lo que yo pienso. Por eso soy un escritor tan previsible. Siempre estoy escribiendo el mismo libro, aunque con matices. La esencia de lo que escribo es mi perplejidad ante el mundo y ante la realidad. Y sobre todo, ese sentimiento que siempre me ha acompañado, desde que tengo uso de razón, que es el sentimiento de extranjería.

 Trataremos de indagar en las claves semiológicas de su literatura y clarificar qué y cómo aborda la creación textual. El poema dice así (Llamazares, 2009a):

Nuestra quietud es dulce y azul y torturada en esta               1

hora.

Todo es tan lento como el pasar de un buey sobre la 

nieve. Todo tan blando como las bayas rojas del

acebo.                                                                          5         

Nuestro abandono es grande como la existencia,

profundo como el sabor de las frutas machacadas.

Nuestro abandono no termina con el cansancio.

No es un error la lentitud, ni habitan nuestra alma las

oquedades del conocimiento.                                     10

En algún zarzal lejano anida un pájaro de aceite que

nace con el día. Siento su sed granate algunas

veces. Su abandono es tan dulce como el nuestro.

Su lentitud no está desposeída de costumbre.

En efecto, si leemos despacio el poema concernido, podemos descubrir en él un programa existencial, social, literario, espiritual, epistemológico y estético. A lo largo de las siguientes páginas, trataremos de verificar –todo un programa gnoseológico, en definitiva– si la afirmación de Llamazares de que en este texto se encuentra toda su literatura. ¿Se puede contener toda una vida de escritura en un solo poema, escrito antes de 1979 (fecha de la primera edición de La lentitud de los bueyes, poemario donde aparece el poema concernido), cuando el autor contaba con veinticuatro años de edad? Para responder a esta cuestión, dividiremos el poema en unidades de contenido y lo aplicaremos inmediatamente a sus novelas. En un breve repaso, nos encontramos con las publicaciones siguientes:

Llamazares ha tocado distintos géneros y subgéneros literarios. En poesía, dio a la imprenta La lentitud de los bueyes (1979) y Memoria de la nieve (1982). Estos textos, más una colección de poemas de inicio y otros de los últimos años agrupados bajo el título de Las ortigas (1984-2008) han sido recogidos en Versos y ortigas (2009).      

En el subgénero de libros de viajes, Llamazares ha publicado seis títulos: El río del olvido (1990), Tras-os-Montes (1998), Cuaderno del Duero (1999), Atlas de la España imaginaria (2004-2005), Las rosas de piedra (2008), El viaje de don Quijote (2015) y Las rosas del sur (2018). Una obra de difícil clasificación es Primavera extremeña (2020), el último título publicado por nuestro escritor. Se encuentra a medio camino entre el diario (o dietario) y el libro de viajes. Narra su encierro en una casa de la provincia de Cáceres, cerca de Trujillo, durante la pandemia por el Covid-19 durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020.

Ha publicado ocho guiones cinematográficos, entre los que destaca Retrato de un bañista (1995, pero escrito en 1983); procede de un poema suyo.

Ha dado a la luz cuatro volúmenes de recopilatorios de artículos periodísticos: En Babia ( 1991), Nadie escucha (1995), Los viajeros de Madrid (1998) y Entre perro y lobo (2008).

Ha editado dos volúmenes de cuentos. El primero, En mitad de ninguna parte (1994) contiene ocho relatos de gran calidad, originalidad y frescura. El segundo se compone de trece magníficos cuentos de temática contemporánea: Tanta pasión para nada (2011); suelen contener elementos metanarrativos porque aclaran la composición de algunas novelas o las vicisitudes de algún escritor, como las del poeta Ángel González en Palacios del Sil. Ha compuesto un libro de crónica (satírica y burlesca): El entierro de Genarín (1981).

Finalmente, sus seis novelas se han publicado con la siguiente cadencia: Luna de lobos (1985), La lluvia amarilla (1988), Escenas de cine mudo (1994), El cielo de Madrid (2005), Las lágrimas de San Lorenzo (2013) y Distintas formas de mirar el agua (2015). Es una cantidad moderada de novelas para un escritor que se ha entregado al oficio desde los treinta años. Su cadencia de publicación es lenta porque somete las obras a una maduración pausada. Será precisamente estos textos los que analizaremos porque recogen los temas, motivos y rasgos estilísticos, es decir, la esencia artística de la literatura de nuestro escritor.

Esta monografía se puede adquirir en Amazon, en versión electrónica (7 €), o en papel, pasta blanda (14,56 €), en el enlace:

Acerca de Simón Valcárcel Martínez

Profesor de Lengua Castellana y Literatura. En este blog se puede encontrar: - Filología: artículos y monografías sobre temas y autores de la literatura española. - Didáctica de la Lengua y la Literatura: reflexiones, pautas y sugerencias para mejorar la enseñanza de la lengua y la literatura, dirigidas a maestros y profesores de la materia. - Creación literaria: novelas y cuentos originales del autor, dirigidos especialmente a niños y jóvenes, pero también a adultos. - Actividades de aprendizaje de lengua y literatura: análisis textuales realizados acompañados de propuestas didácticas para mejorar y perfeccionar la competencia comunicativa.
Esta entrada fue publicada en Estudios literarios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario