Sucinta Historia de la Literatura Universal (3). El siglo XVIII. El Siglo de las Luces

TEMA 3. EL SIGLO XVIII. EL SIGLO DE LAS LUCES
3.1. La ilustración francesa. La Enciclopedia
3.2. El libro de viajes. Daniel Defoe
————————————————————————————
1. LA ILUSTRACIÓN FRANCESA. LA ENCICLOPEDIA
1.1.El Siglo de las Luces y la Ilustración
El siglo XVIII es conocido como el de la Ilustración o Siglo de las Luces. La Ilustración fue una época histórica (coincidente con el siglo XVIII) y un movimiento cultural e intelectual europeo originado en Francia e Inglaterra y luego extendido por toda Europa. A través de la razón y el conocimiento científico se pretendía ordenar la vida de las personas para conducirla al bienestar. Las luces de la razón eran las encargadas de disipar la oscuridad y las tinieblas de la ignorancia, la credulidad, la tiranía abusiva y las supersticiones ritualizadas. El progreso es la finalidad del hombre y la sociedad. La Ilustración tuvo una gran influencia en aspectos económicos, políticos y sociales de la época. La expresión estética de este movimiento intelectual se denominará Neoclasicismo. En España, la Ilustración penetró algo más tarde y más tímidamente; coincidió con los reinados de Fernando VI y Carlos III. He aquí sus características intelectuales esenciales:
+ Antropocentrismo: El ser humano es foco del pensamiento y de la acción. Bajo un cierto optimismo, piensan que el hombre debe liberarse de ideas y creencias que lo limitan inútilmente. Se observa una cierta secularización de la sociedad, y surgen pensamientos tolerantes y relativizadores de la idea de Dios: deísmo, agnosticismo, nihilismo, etc. La Iglesia, lógicamente, pierde parte de su poder e importancia.
+ Racionalismo: La razón es el único criterio del conocimiento y de la acción, ayudada por la experiencia sensible. Complementariamente, las pasiones y emociones son vistos negativamente, como un lastre que es mejor evitar. Este criterio tiene un inmediato reflejo en los principios estéticos: se prima la armonía, la proporción y lo natural como ejes constructivos de una obra artística. El lema del pensador alemán Enmanuel Kant era “sapere aude” (atrévete a saber); recoge muy bien el espíritu ilustrado.
+ Criticismo: Los ilustrados someten a crítica la tradición del pasado y por ello desdeñan toda superstición y superchería, (incluyendo a menudo a la religión), considerándolos signos de atraso y primitivismo. La historia se empieza a documentar con rigor; las ciencias se vuelven empíricas y experimentales; la sociedad misma y sus formas de gobierno comienzan a ser sometidas a la crítica social, lo que culmina en las revoluciones al fin del periodo.
+ Pragmatismo  utilitario: Sólo lo útil merece hacerse; junto con un universalismo (todas las culturas y pueblos deben ser respetados en sí mismos) e idealismo (las construcciones teóricas son modelos que emulan a la realidad y es el camino para la felicidad).
En los aspectos creativos y artísticos (lo que afecta a la literatura), se adopta el didactismo como principal criterio creativo. La obra debe enseñar al lector buen gusto, moral razonable y costumbres aceptables Por eso se cultiva menos la novela –más las de aprendizaje, Bildungsroman—y se hacen populares las fábulas, las enciclopedias, los ensayos, las sátiras, los informes. El teatro pretende corregir las costumbres con la comedia y limpiar de pasiones el alma con la tragedia. Se vuelve a la imitación de los clásicos grecolatinos, modelos de perfección y del “buen gusto”: elegancia, claridad, naturalidad, control de las pasiones, lenguaje moderado, exaltación de lo vital y lo bello, etc.
1.2. L´Encyclopédie
Francia es la principal cuna de la Ilustración. Allí este movimiento se dota de un fuerte contenido político y social. Su filosofía política está basada en el Derecho Natural o derecho que tienen todos los hombres a la vida, la libertad y la propiedad. La misión del Estado será defender los derechos del hombre, garantizar su libertad, su seguridad y su propiedad; por tanto el Estado debe ser representativo de todos los grupos sociales y liberal, acabando con la represión. Los políticos ilustrados se oponen al absolutismo monárquico y quieren para Francia un régimen que esté basado en la igualdad y en la libertad. Estas ideas desembocan y culminan en la independencia de Estados Unidos (1776) y en la Revolución Francesa (1789). Adquirir, transmitir y compartir el conocimiento es parte del ideario ilustrado, de ahí que surjan sociedades científicas y culturales, publicaciones de todo tipo a través libros divulgativos sistemáticamente ordenados.
L’Encyclopédie ou Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers es una enciclopedia francesa editada entre los años 1751 y 1780 en Francia bajo la dirección de Denis Diderot y Jean d’Alembert, que redactaron muchos de sus artículos (se llamaron “enciclopedistas” no sólo a los que escribieron artículos en ella, sino también a los que compartían este espíritu ilustrado y de progreso). Contiene la síntesis de los principales conocimientos de la época, en un esfuerzo editorial considerable para su tiempo. Su intención era difundir el conocimiento para contribuir a la educación de todos los hombres, erradicando la superstición y la ignorancia.
Ya se había publicado un diccionario universal en Inglaterra en 1728, que sirvió de modelo a la francesa, pero en ésta se amplían y actualizan los contenidos, agrupados bajo el criterio de: memoria, razón e imaginación, que era lo usado en la época. La publicación provocó una fuerte oposición en los sectores más conservadores de la sociedad francesa, intelectuales envidiosos y de la Iglesia, pues de los artículos se desprendía un espíritu de tolerancia religiosa y una cierta relativización de la religión. La obra entró a formar parte del Índice de libros prohibidos por la Iglesia católica en 1759, pero se toleró su continuación bajo vigilancia. Con su edición en cuarto, la obra lograría una difusión masiva.
Es el mejor ejemplo del racionalismo y el empirismo de la época. Al mismo tiempo, pone al alcance del hombre corriente los conocimientos y saberes científicos y técnicos, con la intención de contribuir al progreso y la felicidad de los hombres. La consecuencia positiva de la crítica al pensamiento estático heredado es el espíritu de reforma. Los enciclopedistas toman partido por el desarrollo de la instrucción, la utilidad de las letras, la lucha contra la Inquisición y el esclavismo, la valorización de las artes «mecánicas», la igualdad y el derecho natural, el desarrollo económico que aparece como fuente de riqueza y de confort.
Incluso si la cantidad a veces ha perjudicado a la calidad, hay que subrayar la singularidad de esta aventura colectiva que fue la Encyclopédie: por primera vez, se describen en igualdad con los saberes nobles todos los otros conocimientos: la panadería, la cuchillería, la calderería, la marroquinería. Esta importancia acordada a la experiencia humana es una de las claves del pensamiento del siglo: la razón se vuelve hacia el ser humano, que es a a partir de entonces su fin.
1.3. Charles Louis de Sécondat, barón de Montesquieu (La Brede, Burdeos, Francia, 1689 – París, 1775)
Era noble, juez y rico, lo que no le impidió escribir obras de gran influjo en el pensamiento liberal y en la organización política de corte democrático de las sociedades occidentales. Se le recuerda por dos importantes títulos: Cartas persas está formado por un conjunto de misivas que se intercambian dos persas musulmanes chiitas exiliados en  en París y sus familiares en Persia. Montesquieu ridiculiza, satiriza y critica las costumbres sociales de su época, las creencias religiosas extravagantes o fanáticas y el absolutismo político. A través de la fábula del pueblo de los trogloditas (que empieza y acaba con un rey absoluto, pues no pueden vivir con una especie de democracia u otra de anarquía) nos transmite su convicción de que la costumbre suele vencer a la virtud. El espíritu de las leyes es una influyente obra en el pensamiento político europeo. Tomando como modelo el sistema inglés, defiende la separación de poderes, la independencia de los jueces, la representación política de toda la población. Un poder contrarresta al otro y se alcanza el equilibrio.
1.4.  Jean D´Alembert (París, 1717 – 1783)
D´Alembert fue hijo ilegítimo de padres acomodados, abandonado a la puerta de una iglesia y adoptado por una humilde mujer –aunque recibió una esmerada educación pagada por su padre biológico–, fue uno de los matemáticos más influyentes de su tiempo y el verdadero animador del espíritu racionalista y crítico de la Enciclopedia. Expuso su filosofía racionalista, experimental y relativizadora de todo dogma en Elementos de filosofía. Su mayor contribución se refleja en la Enciclopedia, en cuyo “Discurso preliminar” historia las ideas europeas desde el Renacimiento y defiende la ilustración.
1.5. Denis Diderot (Langres, 1713 – París, 1784)
Este hijo de un maestro cuchillero es una de las inteligencias más brillantes del siglo XVIII. Fue el principal impulsor y responsable de que la Enciclopedia llegara a buen puerto (incluida la riña y separación con D´Alembert); escribió en ella más de novecientos artículos. Escribió obras en muchos campos y géneros. Pensamientos filosóficos es un alegato a favor de la tolerancia religiosa; se muestra deísta y defensor de la religión natural. El sobrino de Rameau es una novela dialogada en la que critica su sociedad y analiza la complejidad de la mente humana. También redactó importantes obras de crítica artística.
1.6.  François Marie Arouet, Voltaire (París, 1694 – 1778)
Voltaire es el seudónimo que adoptó al iniciar su madurez. Recibió una educación esmerada, propia de un hijo de notario perteneciente a la nobleza. Pasó alguna temporada en la cárcel, tuvo que exiliarse en Inglaterra y Alemania algunos años y fue inmensamente rico gracias a herencias y a negocios lucrativos, para lo que tenía mucho talento y aplicaba, pues era la única manera de ser libre, justificó él. Dotado de una poderosa inteligencia, poseía un espíritu crítico imbuido del racionalismo propio del espíritu de la ilustración. Por encima de todo, defendió la tolerancia y el derecho del individuo a desarrollar sus capacidades para alcanzar la felicidad personal, que redundará en la de toda la sociedad.
Escribió una abundante y variada obra. En filosofía es importante su El filósofo ignorante, donde defiende la utilidad de la filosofía para encaminar la vida, la libertad de pensamiento y el respeto a que cada individuo organice su vida como le plazca, con tal de no interferir en la de los demás. En el campo de la historia sobresale su Ensayo sobre las costumbres y espíritu de las naciones, que es todo un recorrido por la historia universal, desde un punto de vista materialista, irónico y crítico con las religiones y el poder absoluto. Entre sus obras dramáticas se recuerda especialmente Edipo, una versión fiel de la tragedia griega. Como novelista tuvo más éxito; su mejor relato es Cándido o el optimismo; el protagonista tiene que soportar diversos reveses y desgracias con optimismo y buen humor porque todo sucede para bien, es decir, vivimos “en el mejor de los mundos posibles”, como Leibniz había expuesto en su filosofía, que Voltaire ridiculiza.
1.7. Jean Jacques Rousseau (Ginebra, Suiza, 1712 – 1778)
Rousseau es un suizo francés que ha ejercido intensa influencia en las ideas de filosofía política y de educación en Europa a lo largo de los siglos. Defendió la libertad personal, el desarrollo armónico de la persona y la importancia de la educación natural, pero se casó con una costurera analfabeta, Thérèse Levaseur, con quien tuvo cinco hijos que entregó al convento de expósitos, según iban naciendo; no obstante, también ejerció de amante de varias mujeres nobles que lo protegieron y le ayudaron económicamente. La nueva Eloísa es una novela epistolar que recrea el amor naturalmente armónico del preceptor Saint-Preux y du su alumna Julia, pero contrario a las convenciones sociales; finalmente, él se va a Londres, desde donde le escribe. Emilio narra la educación de un joven huérfano por parte de un preceptor que es el propio Rousseau. “El hombre es bueno por naturaleza”, pero la sociedad lo corrompe, por tanto, ha de ser educado según el ritmo natural y la percepción de los sentidos, para alcanzar un equilibrio entre el egoísmo primario natural y la necesidad de vivir en sociedades estructuradas y reglamentadas. El contrato social es un ensayo sobre el individuo y el estado, el encaje de aquel en éste; defiende que todos los hombres nacen iguales y libres por naturaleza; el estado debe garantizar el ejercicio de las libertades individuales dentro del estado; finalmente, insiste en la prevalencia de la voluntad general por encima de los deseos de grupos o individuos que ostentan el poder.
2. EL LIBRO DE VIAJES. DANIEL DEFOE
En Inglaterra surgió una valiosa literatura de viajes y aventuras en el siglo XVIII. Los propios filósofos y pensadores ingleses (David Hume, Locke e Isaac Newton) defendían el empirismo, contrario a toda especulación más allá de la realidad sensible. Uno de los géneros más en boga fue el de la literatura de viajes, de puro testimonio, mezclado con la aventura y el conocimiento directo de la realidad; se diría que era un medio para observar y criticar la propia realidad desde otros puntos de vista en otros escenarios. Está en relación con el género epistolar de Montesquieu y las Cartas marruecas de nuestro José Cadalso.
2.1. Daniel Defoe (Londres, 1660 – h. 1731)
Este escritor inglés se dedicó al comercio (pero no le fue bien; estaba siempre endeudado y visitó la cárcel por ello), al periodismo y a la escritura, principalmente libros de viajes y novelas. Moll Flanders, autobiografía de una niña abandonada al ser deportada su madre a América por graves delitos, pronto queda viuda; trata de encontrar un marido rico para remediar su situación, pero fracasa repetidamente al cruzarse con timadores, mentirosos y neoconversos; sus actos delictivos la llevan a visitar la cárcel. Pasa a América, pero las cosas no mejoran hasta que se entera que su madre le había dejado una granja en herencia que arregla su situación. Se arrepiente de su pasado y vive su fase final conforme con la sociedad; es una novela picaresca de protagonista femenino. En Aventuras del Capitán Singleton cuenta la historia de este marinero audaz que de muchacho había sido raptado; las aventuras son trepidantes y continuas.
Robinson Crusoe es la obra más famosa de Daniel Defoe, publicada en 1719 y considerada la primera novela inglesa; ha sido un texto muy traducido y leído. Se trata de una autobiografía ficticia del protagonista, un náufrago inglés que pasa 28 años en una remota isla tropical. Probablemente la historia tuvo como inspiración hechos reales ocurridos a Pedro Serrano y Alexander Selkirk, a partir de donde construiría, con una trama sencilla y auténtica, un símbolo del colonialismo, del hombre perfecto y de la moral suprema; es la clásica novela de aventuras.
Robinson Crusoe es un marinero de York que, en una expedición por África en barco, es capturado por unos piratas y se convierte en un esclavo. Consigue escapar y es ayudado por un capitán de marina portugués Rubén Catalin, que se dirige a Brasil. Tras vivir allí unos años, se embarca hacia África en busca de esclavos negros. El barco naufraga y es el único superviviente, logrando llegar a una isla de la que parece ser el único habitante; parece hallarse en la desembocadura del río Orinoco. Como medio para sobrevivir, toma todas aquellas armas y provisiones del barco que necesita, a la espera de ser rescatado. Cuando por fin empieza a adaptarse a la soledad (gracias, entre otras cosas, a su conversión al cristianismo) e instalarse en la isla, descubre que no está solo en ella, ya que una tribu indígena caníbal reside allí. Crusoe inmediatamente considera a los indígenas como enemigos, y ayuda a escapar a uno de sus prisioneros que estaba a punto de ser sacrificado. Como se han conocido un viernes, Crusoe le llama “Viernes” y forjan una sincera amistad, a pesar de que no coinciden ni en el idioma ni en la cultura. Juntos deciden ayudar a los demás prisioneros capturados por los indígenas, uno de los cuales es un español que también es un náufrago que aguarda la llegada de un barco. Crusoe no se rinde y es optimista respecto a su futuro; muestra en numerosas ocasiones su aprecio y afecto por Viernes, refiriéndose a él como su amigo.
2.2. Jonathan Swift (Dublín, 1667 – 1745)
Este irlandés, sacerdote, vivió entre Irlanda (provincia inglesa e Inglaterra, sirviendo a un noble ilustrado). En 1696 encontró a una niña de ocho años, Stella, en Surrey, donde vivía, y desde entonces vivió con ella. La relación que los unía no está clara; cuando ella murió en 1728, Swift pasó por una fuerte depresión. Legó sus bienes a los pobres y una manda para que se construyera un manicomio con sus bienes. Hombre de gran capacidad y cultura, escribió obras variadas tanto de ficción como de ensayo.
Historia de una barrica parodia las divisiones religiosas europeas. La obra está dividida en partes de digresión y partes de una «historia». La parte narrativa es una alegoría que sigue las aventuras de tres hermanos: Peter, Martin, and Jack, mientras estos intentan hacerse un hueco en el mundo. Cada uno de los hermanos representa una de las ramas primarias de la religión cristiana en Occidente. Esta parte del libro es un juego de palabras con la palabra tub («barrica») la cual puede ser una forma común de referirse al púlpito, y de este modo es también una referencia a la propia posición de Swift como eclesiástico. El primer hermano, Peter (por San Pedro) hace la parte de la iglesia católica. Jack (por Calvino, pero también por Jack de Leyden) representa a la iglesia protestante con sus variantes. El tercer hermano, Martin, el mediano, obtiene su nombre de Martín Lutero), al cual usa Swift para representar la ‘vía media’ de la Iglesia de Inglaterra. Los tres hermanos han heredado tres magníficas capas (que representan la práctica religiosa) de parte de su padre (que representa a Dios), y conservan su testamento (la Biblia) para guiarse. A pesar de que dicho testamento recalca que queda prohibido hacer ningún cambio en las capas, no hacen sino todo lo contrario desde el principio
En su panfleto La conducta de los aliados (“The Conduct of the Allies”) acusaba al Partido Liberal de alargar en interés propio la guerra de Sucesión española, lo que motivó la dimisión del comandante de las fuerzas armadas. La habilidad como satírico de Swift se evidencia en sus primeros libros: La batalla de los libros (The Battle of Books, 1697), donde ridiculiza las discusiones literarias en boga que contraponían la calidad de las obras de la Antigüedad a las modernas, adoptando el autor una posición favorable a los clásicos. 
Los viajes de Gulliver es su obra más importante y conocida. El libro se nos presenta como la narración de un viajero con el falso título Viajes a varias remotas Naciones del Mundo, su autoría solo se asigna a Lemuel Gulliver, siendo «al principio un cirujano, y luego un capitán de diversos barcos». El texto es presentado como una narración en primera persona por el supuesto autor, y el nombre «Gulliver» no aparece en el libro más que en el título. El libro propiamente dicho está dividido en cuatro partes, cada una representando un viaje. He aquí un resumen del contenido:
Parte I: Viaje a Lilliput (4 de mayo de 1699 — 13 de abril de 1702). El libro comienza con un pequeño preámbulo en el que Gulliver, en el estilo de los libros de la época, da una pequeña reseña sobre su vida e historia antes de sus viajes. Le gusta viajar, aunque es este amor por los viajes lo que le lleva a naufragar. En su primer viaje, Gulliver acaba en una playa después de un naufragio y se despierta prisionero de una raza de gente de un tamaño doce veces menor que un ser humano, menos de 15 cm de altura; se entera que son los habitantes de los estados vecinos y rivales de Liliput y Blefuscu. Después de asegurar que se comportaría bien, le dan una residencia en Liliput y se convierte en el favorito en la corte. Gulliver describe cómo funciona la corte del soberano de Liliput, modelada sobre la contemporánea de Jorge I de Gran Bretaña. Gulliver ayuda a Liliput robando la flota de los blefuscudianos, aunque  se niega a convertir a la nación en una provincia de Liliput, disgustando al Rey y a la corte. Se le acusa de traición y lo condenan a perder la vista. Con la ayuda de un buen amigo, consigue escapar hasta Blefuscu, donde arregla un bote abandonado y consigue ser rescatado por un barco que lo lleva de vuelta a su hogar. 
Parte II: Viaje a Brobdingnag (20 de junio de 1702 — 3 de junio de 1706). El barco «Adventure» es desviado por las tormentas y forzado a ir a una isla por agua dulce, pero los persiguen unos inesperados seres de gigantesca estatura. Gulliver, abandonado por sus compañeros, huye hasta un campo de cereal y allí lo encuentra un granjero gigante. El granjero lo trata como una curiosidad y lo exhibe por dinero. De este modo Gulliver recorre el país, que recibe el nombre de Brobdingnag, aislado del resto del mundo por grandes montañas. En su viaje de exhibición a través de Brobdingnag, llegan a la capital: Lorbrulgrud, y a la corte. La Reina, fascinada por la personalidad de Gulliver, lo compra para llevárselo como favorito. Como Gulliver es demasiado pequeño para usar sus sillas, camas, cuchillos y tenedores, la Reina manda construir una pequeña casa en la que puede ser transportado de un lugar a otro. El viajero queda expuesto a diversas aventuras en razón de su pequeño tamaño. En una excursión a la costa, la casa de Gulliver es atrapada por un águila que termina soltándole sobre el mar, de donde es rescatado por un navío con el que retorna a Inglaterra.
Parte III: Viaje a Laputa, Balnibarbi, Luggnagg, Glubbdubdrib y Japón (5 de agosto de 1706 — 16 de abril de 1710). Después de ser atacado por piratas, el navío de Gulliver llega cerca de una rocosa isla desierta, cerca de la India. Afortunadamente es rescatado por la isla flotante de Laputa, un reino dedicado a la música y a las matemáticas, pero absolutamente incapaz de utilizarlas de modo práctico. Viaja a la isla de Glubbdubdrib, donde visita a un mago y habla de historia con los fantasmas de hombres célebres, metáfora del tema de los «antiguos contra los modernos» en el libro. También se encuentra con los struldbrugs, inmortales aunque no jóvenes por siempre; al contrario, viejos y con las enfermedades de la vejez. Lo llevan a Balnibarbi para esperar a un comerciante holandés que puede llevarlo a Japón. Mientras está allí, Gulliver pide al Emperador que le exima de pisotear el crucifijo, ceremonia impuesta a los extranjeros, a lo que el monarca accede. Vuelve a casa determinado a pasar allí el resto de sus días.
Parte IV: Viaje al país de los Houyhnhnms (7 de septiembre de 1710 – 2 de julio de 1715). A pesar de su intención de quedarse en su hogar, Gulliver vuelve a la mar como capitán. Tras un motín, es abandonado en un bote salvavidas y llega ante una raza de lo que parecen horribles criaturas deformes a las que concibe una antipatía violenta. Pronto conoce a un caballo y se da cuenta de que estos animales -en su lenguaje Houyhnhnm –que quiere decir de naturaleza perfecta– son los gobernantes y las deformes criaturas llamadas Yahoos, son seres humanos salvajes. Gulliver socializa muy bien con los caballos, de quienes admira su estilo de vida; rechaza a los humanos como seres dotados de una apariencia de razón que sólo utilizan para exacerbar los vicios que la Naturaleza les dio. Sin embargo, una asamblea de los Houyhnhnms resuelve que Gulliver, un yahoo con algo de razón, es un peligro para su civilización y es expulsado. Lo rescatan, contra su voluntad, unos portugueses; se sorprende al ver que el capitán Pedro Méndez, al cual llama un “yahoo”, es una persona generosa. Vuelve a su hogar en Inglaterra. Sin embargo, es incapaz de reconciliarse con la vida entre los humanos y se convierte en un eremita, evitando en lo posible a su familia y su esposa, para pasar varias horas al día hablando con los caballos en sus establos.
El libro goza de un estilo fluido, sencillo y ameno; el lenguaje no es retórico, aunque tampoco descuidado. La verosimilitud, la sátira amable, a veces con humor, de los vicios sociales y un tono de ironía sobre el mundo occidental acrecientan su valor.

 

Advertencia: aunque la estructura, intención y sentido de la este texto es original, bastantes datos aquí proporcionados proceden de Wikipedia, donde se pueden contrastar.

Deja un comentario