Laura Gallego: «La hija de la noche»; análisis y propuesta didáctica

LAURA GALLEGO: LA HIJA DE LA NOCHE (2004)
1. ANÁLISIS
1. Resumen
En un típico pueblo francés, Beaufort, sus previsibles habitantes llevan una vida apacible y rural. Unas cotillas están todo el día criticando a unos y otros para entretener su aburrimiento y constatar que todo discurre según sus previsiones repetitivas. Estamos, más o menos, en el siglo XIX, pues no aparecen signos de la vida moderna como los medios de transporte a motor (coche, tren), ni luz eléctrica, ni teléfono, etc. Por otro lado, la mentalidad de las personas, el modo de actuar y sentir, parece la propia del Romanticismo: vivencia exaltada del sentimiento amoroso, preponderancia de los elementos emocionales sobre los racionales, etc. La afición a los viajes a lujares sentidos como exóticos, a lo Byron, es otro rasgo romántico. Ante la ambigüedad de la ficción, otras hipótesis son posibles.
Isabelle, joven humilde, guapa y elegante, es la hija de la lavandera del pueblo. Inesperadamente, regresa al pueblo tras unos años de ausencia y compra una vieja mansión en ruinas, la Grissard; se instala en ella con escasos muebles. Isabelle presenta un aspecto enfermizo y blanco, pero nadie sabe la causa. La acompaña un sirviente fortachón mudo, Mijaíl, que la sirve fielmente a la joven, de vida discreta y escurridiza. Las comadres preguntan de dónde ha sacado el dinero, pero no encuentran explicaciones.
Maximilien Grillet es el gendarme del pueblo. Es un chico joven, pero parece poco inteligente; lo , que más quiere es no meterse en líos. Una vaca aparece sin sangre, se oye un grito desgarrador en la noche, nadie entiende nada, pero el miedo se va extendiendo por el pueblo. La vieja solterona Dubois se lleva bien con Max el gendarme y le ayuda a reflexionar sobre lo que pasa. Piensan en un murciélago chupasangre que haya venido de Hispanoamérica. Hacen una batida por el pueblo y los alrededores, pero no se desvela el misterio.
Delvaux es un misterioso médico que visita a Isabelle, pero abandona el pueblo en plena noche y no se sabe más de él. Max contrata en París a un detective privado, Jules Bronac, para que le ayude a desvelar el misterio. Isabelle había abandonado el pueblo cinco años atrás siguiendo a Phillippe Le Tour, el hijo de un noble acaudalado que había pasado una temporada en el pueblo. Jerôme es un muchacho que, por su cuenta, intenta desvelar el misterio; le acompañan dos amigos; uno de ellos vio una especie de animal salvaje que lo iba a liquidar, pero pierde el sentido en el momento crítico.
Bronac le cuenta por carta a Max que Le Tour había vivido en Fránkfur y que luego se había ido a Rusia, pasando por Polonia. Su padre quería alejarlo de la joven porque era pobre y sin nobleza. Pero en un pueblo de Polonia le ataca algo o alguien desconocido y no se sabe más.
La gente del pueblo, en horda enardecida, asalta la casa de Isabelle, que ha recibido la visita de un experto en vampiros, un inglés llamado Dagenham, que ha escrito un libro sobre tipos y remedios contra vampiros. Max se adelanta a la masa tumultuosa, entra en la casa y, al fin, comprende todo lo que ha ocurrido y está pasando. Le Tour padece una grave enfermedad y necesita transfusiones de sangre diarias para mantenerse con vida. Isabelle lo ama y lo protege para que no muera. Ante lo hostilidad del pueblo, se van a otro lugar algo más amable, como el sur de Italia.
2. Temas de la novela
En la novela se plantean los siguientes temas:
-Las apariencias engañan; tras una mera capa superficial se esconde una realidad distinta, a veces más amable, a veces más cruel. Los inicialmente cobardes son los más valientes y los atrevidos solo son fanfarrones.
-El amor es una fuerza muy importante que impulsa al hombre a realizar actos de gran nobleza y gallardía. También conduce a la toma de decisiones impulsivas erróneas y perjudiciales.
-En las comunidades pequeñas, un grupo de gente vive de fisgonear y criticar la vida de los demás, lo que ocasiona el disgusto de los discretos y el gusto de los entremetidos.
3. Apartados temáticos
El argumento no posee un desarrollo lineal hasta cierto punto. La vida de Isabelle antes de conocer a Le Tour solo se conoce avanzada la novela; y sus años posteriores peregrinando por Europa se cuentan mucho después de ocurrido. Existe, por tanto una visión retrospectiva muy importante; estas miradas hacia atrás se denominan en retórica analepsis. En este sentido, la novela presenta los hechos de modo zigzagueante, evitando la disposición lineal.
La acción principal, la llegada de Isabelle al pueblo y su vida misteriosa, posee una estructura clásica y lógica, pero entreverada por los saltos atrás.
4. Lugar y tiempo de la acción narrada
La acción se desarrolla en un pueblo francés, Beaufort; es bastante prototípico: pequeño, agrícola, con mucho chismorreo y pocas novedades. El tiempo de la escritura coincide con los años previos a 2004, momento de la publicación de la primera edición. El tiempo de la acción narrada se traslada, aproximadamente, a la segunda mitad del siglo XIX, no tan lejos ya del siglo XX.
5. Personajes
-Isabelle: es «la hija de la noche», como reza el título de la novela. Es una mujer bella y joven cuyo enamoramiento de Le Tour le cambió totalmente la vida. Muestra una enorme valentía y es consecuente con sus sentimientos de amor y fidelidad hacia un hombre enfermo y desvalido. Se muestra misteriosa y discreta por necesidad.
-Max: el policía local de carácter templado. En el fondo, siente atracción por Isabelle, pero es comedido y sabe refrenarse. Va a remolque de los acontecimientos durante toda la novela, pero al final toma la iniciativa y muestra una templanza, valentía y sentido común muy destacables.
-Jerôme: es un adolescente del pueblo dispuesto a demostrar ante sus amigos que es atrevido y temerario. Por otro lado, le intriga lo que puede esconderse en esa casa, de ahí que asuma riesgos exagerados.
-Las cotillas del pueblo: funciona como un personaje colectivo. Se trata de media docena de mujeres de edad avanzada y vida ociosa cuya actividad principal es observar y criticar a los demás. Juntas, tienen bastante influencia en el desarrollo argumental.
-Mijaíl: es el sirviente de Isabelle; hombre sordomudo, se comporta con una ejemplar fidelidad y valentía para afrontar las situaciones más difíciles. Es un hombre que actúa por agradecimiento y abnegación. Poco a poco, pasa de una percepción, por parte del lector, siniestra, a otra de asombro.
6. Figura del narrador
El relato está contando por un narrador en tercera persona, omnisciente (pero limitado, no total), externo y objetivo. Mantiene un cuidado equilibrio entre lo que sabe(mucho) lo que y escribe (poco).
7. Comentario estilístico
Esta buena novela de la escritora valenciana nos propone una reflexión sobre los límites de la vida social en un entorno rural y los del amor como fuerza motriz que encierra un enorme potencial, tanto negativo como positivo.
La novelista utiliza distintos procedimientos retóricos para embellecer la expresión. Metáforas, metonimias, símiles, personificaciones, etc., son recursos de uso acertado y frecuente.  Las oraciones más bien cortas también contribuyen a la transparencia.
8. Contextualización autorial
Laura Gallego (Quart de Poblet, Valencia, 1977) es una extraordinaria escritora de literatura fantástica. Su aportación a las letras españolas ha sido francamente relevante. Ha mostrado una habilidad fuera de lo común para construir mundos distintos al cotidiano.
No rehúye los temas controvertidos: en sus obras reflexiona sobre el paso de la vida infantil a la adulta, la necesidad de valores éticos que sustenten la vida de la gente, el obligado respeto a la naturaleza,  el derecho a cultivar la curiosidad y el saber, etc. Prefiere las protagonistas femeninas, índice claro de su reivindicación del papel femenino en la sociedad. Aunque recrea mundos medievales y fantásticos, los problemas que trata son los de hoy (y los de siempre).
Su imaginación creativa es bien conocida; unido a su excelente dominio de la lengua la convierten en una escritora muy estimable. Son bien conocidas sus Memorias de Idhun, Crónicas de la torre y su última trilogía, hasta el momento, Guardianes de la Ciudadela.
9. Interpretación y valoración
Bien escrito, La hija de la noche goza de un ritmo ágil y una intriga dosificada. El final se desarrolla en un plano doble, intercalándose entre sí, hasta la resolución. El tema es original y fresco, pues la acción se sitúa en un marco cronotópico poco habitual entre nosotros. La hija de la noche, Isabelle, exhibe un carácter abnegado y generoso en pos del amor. La fe, la ilusión y la perseverancia rompen los más oscuros destinos y alumbra el camino de la felicidad.
Como en casi todas las novelas de Laura Gallego, el estilo es ágil y variado; el lenguaje, asequible y bien seleccionado. Son dos notas compositivas que aseguran una buena acogida entre los lectores adolescentes y jóvenes.
2. PROPUESTA DIDÁCTICA
(Las actividades que figuran a continuación son susceptibles de un desarrollo oral o escrito, de forma individual o en trabajo colaborativo y/o cooperativo en clase o en casa. Se recomienda el empleo de medios TIC).
2.1. Comprensión lectora
1.- Resume el contenido de la novela (300 palabras).
2.- Analiza física y psicológicamente los personajes.
3.- Explica la figura del narrador: persona, grado de omnisciencia, punto de vista que adopta, etc.
4.- Atendiendo a su comportamiento y modo de pensar, Max, ¿es un buen gendarme?
5.- Discrimina y aclara a quién gusta y a quién disgusta la vida rural y aporta sus razones.
6.- ¿Qué tiene de particular el personaje de señora Dubois?
7.- Aclaremos el contexto social: ¿cómo se viaja y se alumbran en la oscuridad en esa época? ¿Hay muchas diferencias entre ricos y pobres? ¿En qué se notan?
8.-  ¿Qué es lo que más fastidia de Isabel a las comadres?
9.- Los jóvenes, como Jerôme Bonnard, suelen actuar irreflexivamente y por impulsos poco reflexionados. Señala las consecuencias de este tipo de conducta.
10.- No todo es lo que parece. ¿Por qué Isabelle compraba grandes cantidades de comida?
11.- En la huida de la casa, Mijaíl realiza un gran acto de generosidad, ¿cuál es? ¿Qué significado tiene?
12.- Explica la situación sentimental de Max, aunque él mismo se la oculta.
13.- Explica la importancia del libro citado en la novela, «Hijos de la noche» y su autor en el desarrollo de la misma.
2.2. Interpretación y pensamiento analítico
a) Reflexiona y valora cómo se actúa en la novela el sentimiento de fidelidad; recuerda la actuación de Mijaíl.
b) Explica y pondera la importancia del pensamiento lógico para resolver situaciones o casos inexplicables; en el texto, unos actúan impulsiva y ciegamente; otros, racional y analíticamente; señala quiénes son y que consecuencias acarrea en el desarrollo de la trama.
c) ¿Cómo reaccionan los distintos personajes ante la frustración, sea profesional, sea sentimental?
d) ¿Es fácil alcanzar una vida feliz en un contexto como el de Beaufort? Aporta razones a favor y en contra y opta por la más verosímil según tu criterio.
e) ¿Qué harías tú en una situación como la de Isabelle? Imagina razonablemente tus propias reacciones.
f) En el epílogo, Perkins afirma: «¡Por favor! -gruñó-. ¡Si sólo es un amanecer!» Indica el sentido literal, el irónico y el profundo y explica su significación en la novela.
2.3. Comentario de texto específico
Poco después, él y el señor Bonnard recorrían en silencio las calles de Beaufort. El padre de Jerôme no dijo nada cuando Max lo guió, sin dudar, por el camino que llevaba a la mansión Grisard. Max no creía que hubiese nada peligroso en el sótano de Isabelle, pero Armand había visto algo d camino a su casa, y era ese camino el que Max sospechaba que había emprendido el muchacho, solo, de noche y con muletas.
Llevaba un buen rato caminando bajo las estrellas cuando, de pronto, Bonnard lo sujetó del brazo.
–¡Mire, Grilet! –susurró–. ¿Qué es eso?
Max alzó el farol y preparó su pistola. Una forma oscura, robusta y encorvada avanzaba hacia ellos.
–¿Quién va? –preguntó Bonnard.
No hubo respuesta. La figura se retiró a las sombras.
–¡Se escapa, señor Grillet! ¡Corra!
Max echó a correr tras la sombra que se arrastraba por el camino. Estuvo a punto de tropezar con Bonnard, que se había detenido y alzaba el farol, desconcertado.
–¿Dónde se ha metido?
Max miró a su alrededor. El corazón le latía con fuerza. No podía evitar preguntarse si se hallaban ante el monstruo que había aterrorizado Beaufort en los últimos tiempos, y le preocupaba el hecho de que se tratara de una figura que parecía humana. Por un lado, eso explicaría que no hubiesen encontrado huellas, ya que en todo momento habían dado por hecho que se trataba de un animal, y no habían prestado atención a las pisadas humanas. Pero, por otro lado, recordaba las palabras de Armand sobre los ojos que lo habían mirado desde las entrañas del terror: «Parecían humanos, pero no lo eran».
(Extracto tomado del capítulo XII)
a) Comprensión lectora
1) Resume el texto (100 palabras).
2) Analiza física y psicológicamente los personajes que intervienen.
3) Indica el lugar y el tiempo en el que se desarrolla la acción.
4) Analiza la figura del narrador –quién cuenta, en qué persona, cómo «ve la acción», con omnisciencia total, parcial, etc.–.
5) Localiza y explica los recursos estilísticos que crean belleza estética
b) Interpretación
1) ¿Qué hipótesis se plantea Max para explicar la misteriosa figura?
2) El ambiente nocturno y en el campo o bosque, ¿qué efecto crea?
3) ¿Qué se puede esconder en la mansión Grisard, a la vista de lo que los personajes han percibido?
2.4. Fomento de la creatividad
a) La portadas de esta novela son muy sugerentes. La que aquí manejamos presenta un carruaje avanzando por un camino, en lo que parece un amanecer, por un paisaje nevado y desolado. Crea tú una original, o imagínala, de modo que resulte evocadora y estéticamente bonita.
b) Escribe un cuento de misterio, al estilo de la novela, con un argumento original y sorprendente. Luego se puede leer para los compañeros.
c) Cambia el final de la novela para que, a tu juicio, tenga un desenlace más lógico, desde tu perspectiva.

2 thoughts on “Laura Gallego: «La hija de la noche»; análisis y propuesta didáctica

  1. Estimado profesor:
    Quería consultarle, acerca de su artículo sobre «La hija de la noche», cómo se puede deducir del texto que el intervalo temporal en el que discurre la acción de la novela es concretamente la prmera mitad del siglo XIX. Estaba leyendo el libro y no sé cómo deducirlo con exactitud. Le agradezco por anticipado su respuesta.
    Ignacio Díaz

    1. Estimado Sr. Díaz:
      Una respuesta completa exigiría la relectura de la novela, que por razones de tiempo y oportunidad yo no puedo realizar ahora. Vamos con una respuesta rápida. Existen razones o evidencias negativas de orden material: no hay luz eléctrica, no hay tren, ni teléfono, ni coches… Son los signos de la vida moderna que irrumpieron en Europa en la segunda mitad del siglo XIX, más o menos.
      Pero hay otro argumento acaso más interesante: la mentalidad de la protagonita y los coprotagonistas son los típicos del Romanticismo: amores exaltados, el sentimiento amoroso como el eje fundamental de la vida, afición a los viajes a lugares exóticos. El comportamiento de los personajes y el modo de sentir y pensar corresponden a ese momento histórico, más o menos identificable con la primera mitad del siglo XIX. De ahí mi afirmación.
      Sin embargo, bien pensado, será más prudente afirmar que se desenvuelve en el siglo XIX. Modificaré la entrada para recoger este matiz. Gracias por su interés. Reciba un cordial saludo.

Responder a Simón Valcárcel Martínez Cancelar respuesta