INTRODUCCIÓN AL ANÁLISIS MORFOLÓGICO

Se ofrece una breve exposición de la morfología del español para facilitar el estudio de esta sección de la gramática en el último ciclo de ESO y Bachillerato.

INTRODUCCIÓN AL ANÁLISIS  MORFOLÓGICO

  1. EL MORFEMA Y SUS CLASES

La morfología es la sección de la gramática que estudia la estructura de las palabras y de los morfemas, es decir, su forma, su significación y su comportamiento gramatical. El morfema (también denominado monema) es la unidad lingüística mínima dotada de significación (los fonemas no tienen significación; en español hay 24; se representan entre barras, /a/, /b/, etc.). Es inferior al sintagma, igual o superior a la palabra y superior al fonema. Estamos, pues, ante la unidad mínima significativa del análisis gramatical; p. ej., de, no, yo, le, el libro, cant-ar, casa-s, cas-ero. Forman palabras, bien uno solo (amor, mar, pelo), bien combinándose entre sí (amor-os-o, mar-in-er-o, pelu-qu-ería).

Existen dos grandes grupos de morfemas:

  1. Morfemas léxicos o lexemas, o raíz: poseen el significado que viene en el diccionario y que el hablante identifica como una realidad mental (perro, libro, árbol…), con referente material o no. Tienen significado pleno, nuclear o léxico. Si a una palabra le suprimimos la raíz, queda vacía de significación, como en –eda si le suprimimos árbol-.
  2. Morfemas gramaticales: Estos sólo aportan significados gramaticales (género, número, clase de palabra…), es decir, poseen una significación menor, débil y accidental.

Dentro de estos distinguimos:

2.1. Morfemas flexivos: aportan el significado gramatical de la palabra, a saber, la información relativa a sus rasgos formales. Son los de género y número (en sustantivos, adjetivos y pronombres), y los de persona, número, tiempo, modo y aspecto en el verbo. Se localizan en la parte final de la palabra: libr-ería-s, ell-o-s, re-cord-a-tori-o, des-cubr-i-r am-a—ra-mos,

2.2. Morfemas derivativos o afijos: son aquellos que modifican parcialmente el significado de la raíz y pueden crear nuevas palabras; aportan significación de distinta naturaleza. Su nombre procede de que permiten derivar, es decir, crear nuevas palabras partiendo de las ya existentes: decir > pre-decir; papel> papel-era. Por sí mismos, no pueden formar palabras, pues han de combinarse con una raíz. Según su posición, distinguimos entre:

Prefijos: aparecen delante del lexema: anti-, pre-, super-, i-, peri-, des-, etc.). Aquí existe una nutrida lista de prefijos cultos latinos y griegos.

– Sufijos: se colocan detrás del lexema, p. ej.: lech-ero, cas-erío, cable-ado, grap-a-dora. Tienen un uso intenso los denominados apreciativos (aportan significaciones valorativas del hablante sobre la realidad designada). Los más importantes son: diminutivos (significan disminución de tamaño del objeto designado: caj-ita, árbol-illo); aumentativos (aumenta la magnitud del significado del vocablo: hotel-azo, hombr-on y despectivos (aporta una idea de menosprecio a la palabra con la que se une: bod-orrio, hotel-ucho, animal-ejo, libr-aco).

Interfijos: son elementos que no tienen significado pero permiten unir un lexema a un morfema determinado, o a veces un prefijo con un lexema. No siempre es fácil aislarlos; conviene verficar si al suprimir el sufijo conocido, lo que queda existe como palabra. Algunos ejemplos: en-s-anch-a-r, coch-ec-ito, polv-ar-eda).

Según cómo se integran en la palabra, distinguimos entre morfemas:

Libres: forman palabras por sí solos, pero sin tener significado léxico: artículos, conjunciones, preposiciones y determinantes: el, y, de, mi.

Trabados: aparecen unidos a un lexema para formar una palabra: orden-anza, con-venir, etc.

Los alomorfos son cada una de  las variantes de un morfema que tienen significado idéntico. P. ej., –s y –es son alomorfos del plural en español; –e-ie- son alomorfos de vocal temática de 2ª conjugación; i-, im-, e –in son alomorfos del prefijo “contrario u opuesto a”.

Algunas palabras segmentadas: des-dec-i-r, habl-a-nte, boli-grafo, reloj-er-o, sin-ton-iz-a-r,con-sent-imiento, cre-e-ncia,argument-a-tiv-o-s, o, los, fu-i-mos, sent-i-ria-is, im-pos-ible, va-i-ven.

 

 

  1. FORMACIÓN DE PALABRAS

 

1) Palabras simples o primitivas: son aquellas que constan de una raíz: lápiz, mar, joven.

2) Palabras compuestas: son aquellas que en su formación existen dos lexemas o bases léxicas, de muy variada naturaleza, combinando distintas clases de palabras: sacacorchos, vanagloria, aguardiente, pelirrojo, correveidile, metomentodo, tentempié. En muchas ocasiones aparece una palabra, o dos, del latín o griego, ya fusionadas en castellano: biblioteca, autocompasión, hemodiálisis, terremoto.

Según el grado de fusión, distinguimos entre:

-Compuestos propios o perfectos: se escriben como una sola palabra, llevan un único acento y no admiten variaciones intermedias: matamoscas, agridulce, telaraña.

-Compuestos impropios o imperfectos: se separan por un guión o por un espacio en blanco; el plural se forma añadiendo el morfema al primer, segundo o ambos componentes: guardia civil, teórico-práctico, coche escoba, pez piloto, policía municipal, político-social, carril bici, sin techo, etc.

3) Palabras derivadas: resultan de la unión de un lexema con un morfema derivativo o afijal, o ambos a la vez: improbable, deshacer, anticapitalista, reincidir, clemencia, pineda, porquerizo, taxista, etc. La acumulación de morfemas puede ser grande: destornilladorcito, imperecedero, antirretoricismo, autoinducido, etc.

4) Palabras parasintéticas: Aparecen cuando se añaden un prefijo y un sufijo simultáneamente a una raíz: descerebrado, aterrizar, aplastamiento. También aparecen con la composición y la derivación simultáneas: picapedrero, quinceañero, pordiosero,etc.

5) Abreviaturas: son palabras representadas en la escritura con alguna de sus letras, en general las iniciales: sr., c/, p. ej., sus., izda., etc. Suelen acabar en punto.

6) Siglas: son las formadas con las letras iniciales de un conjunto de palabras; cada letra se lee por sí; suelen referirse a instituciones, empresas u organismos: OMS,BMW, ONG.

7) Acrónimos: aparecen cuando las siglas se leen como una palabra; se toman letras iniciales o un conjunto de ellas: renfe, adif, sida.

 

  1. CLASES DE PALABRAS

Las clases de palabras son: artículo, adjetivo, sustantivo, pronombre, verbo, adverbio, preposición y conjunción.

1) SUSTANTIVO O NOMBRE: palabra variable, con significado léxico, núcleo de grupo o sintagma.

Se clasifican en: concretos/abstractos; comunes/propios; individuales/colectivos; contables/no contables.

Función sintáctica: N del SN (sujeto, CD, Atributo, CI (precedido de la preposición a)*, C Régimen*, CC*, C Agente*.

2) ADJETIVO: palabra variable, con significado léxico, núcleo de grupo o sintagma. Se clasifican en: calificativos (acompañan al sustantivo, delante o detrás, explicando alguna de sus cualidades) o determinativos (también se denominan determinantes; actualizan y acotan la significación del sustantivo. Siempre y sólo van delante del nombre.

Función: C del N y Predicativo.

Determinativos: Posesivos, Numerales (cardinales, numerales, partitivos y múltiplos), demostrativos e indefinidos. Siempre aparecen delante de sustantivo. Función: Determinante del N del SN. También se los denomina determinantes.

3) ARTÍCULO: palabra variable, con significado gramatical. Actualiza al sustantivo. Función: Determinante. Colocado delante de cualquier palabra, hace que funcione como sustantivo; es el fenómeno de la sustantivación, común en castellano: el no fue mayoritario, el cantar es bueno.

4) PRONOMBRE: palabra variable, con significado ocasional léxico (discutible), núcleo de grupo o sintagma. Nunca acompañan al sustantivo, sino que lo sustituyen en la oración, funcionando como si fuera un sustantivo. Clasificación:

4.1. Personales: tónicos: yo, tú ,usted, mí, ti, sí, conmigo…; átonos reflexivos: me, te, se, nos, os, se; átonos de CD: lo, la, los, las; átonos de CI: le, les.

4.2. Demostrativos: este, ese, aquel…

4.3. Posesivos: mío, tuyo, suyo…

4.4. Indefinidos: alguno ,varios, muchos…

4.5. Numerales: uno, dos, tres, primero, segundo, mitad, tercio, doble, triple…

4.6. Relativos: que, cual, quien, cuyo, donde, cuando, como, cuanto.

4.7. Interrogativos y exclamativos: qué, cuál, quién, dónde…

Función: las mismas que el sustantivo.

5) VERBO: palabra variable, con significado léxico, núcleo de grupo o sintagma.

Función: N del SV. Es el elemento clave en la creación de oraciones (por tanto, de todo acto comunicativo): si hay verbo, hay oración. Un verbo: or. simple; dos o más verbos: or. comp.

Perífrasis verbales: son unidades verbales constituidas por un verbo conjugado que pierde parte o toda su significación más otro en forma no personal; a veces, están unidos por una preposición o una conjunción. Todo el conglomerado funciona de núcleo del SV-Predicado. Clasificación según la forma no personal: infinitivo, gerundio y participio.

Clasificación según su significado. El primer grupo son las aspectuales o tempo-aspectuales:

-Ingresivas e incoativas: expresan una acción a punto de comenzar o en sus inicios: ir a, pasar a, estar al, estar para, estar a punto de, comenzar a, echarse a, empezar a, meterse a, ponerse a, romper a, soltarse a + infinitivo..

-Durativas: significan acción en su desarrollo: estar, andar, continuar, llevar, seguir, ir, venir + gerundio.

-Reiterativas: acción que se repite: soler, volver + infinitivo

-Terminativas: presentan una acción o acabada o pensada en su resultado: acabar de, acabar por, alcanzar a, cesar de, concluir de, dejar de, llegar a, terminar de, venir a + infinitivo; ir, ser, estar, dejar, llevar, quedar, tener + participio.

El segundo grupo es de las modales:

-Obligación o necesidad: tener que, haber de, deber de, hay que + infinitivo.

-Probabilidad o posibilidad: deber de, poder, venir a + infinitivo.

En Los tiempos compuestos (haber + participio) y la voz pasiva (ser + participio) también forman el núcleo  verbal ambas formas conjugadas.

Tipos de verbos por su función sintáctica:

Predicativos: expresan, significan, “dicen” algo hecho o recibido por un sujeto. Son la gran mayoría de la lengua. Forman el Predicado Verbal.

Copulativos: unen o conectan un sujeto a una cualidad atribuida. Forman el Predicado Nominal. Verbos copulativos: ser, estar, parecer, semejar. Los hay semicopulativos: hacerse, volverse, ponerse, etc.

6) ADVERBIO: palabra invariable, con significado léxico, núcleo de grupo o sintagma.

Funcionan de CC.: lugar, tiempo, modo, cantidad, afirmación, negación, duda, exclusión-inclusión-adición, identidad.

Adverbios relativos: donde, cuando, como, cuanto; doble función: nexo y CC en oraciones compuestas subordinadas adverbiales.

7) PREPOSICIÓN: palabra invariable, con significado gramatical, no funciona de núcleo.

Función: enlace entre palabras.

8) CONJUNCIÓN: palabras invariable, con significado gramatical, no funciona de núcleo. Función: nexo entre oraciones o palabras; pueden ser coordinantes o subordinantes: y, o, aunque; porque, si, pues…

9) INTERJECCIÓN: son elementos autónomos, fuera del Suj. y del Pred. Suelen ir entre signos de exclamación. Las hay propias (sólo son eso: ¡ah!) o impropias (cualquier palabra trasladada (¡Mi madre!)

LOCUCIONES: cualquier conglomerado de dos o más palabras que equivalen a otra distinta:

Adjetiva: de rechupete; -Conjuntiva: a pesar de que; sustantiva: el más allá, el qué dirán; –Adverbial: a la chita callando; -Cuantificadora o intensificadora: listo de veras, un sinfín de problemas; Prepositiva: debajo de; -Interjectiva: ¡Santo cielo!; -Verbal: tener en cuenta, echar en cara, sacar de quicio. Cumplen una única función en la oración (la correspondiente a la palabra a que equivalen. Ejemplo: la conjuntiva será nexo).

 

  1. PRÁCTICA DEL ANÁLISIS MORFOLÓGICO

Consta de tres pasos:

1)     Clasificación completa de la palabra objeto de análisis, incluida su flexión.

2)     Separación e identificación de sus componentes morfológicos.

3)     Indicación del tipo de palabra por el procedimiento de creación de la misma.

Hay que ser claros y precisos. Ejemplos:

Amaríamos:

1) Verbo, 3ª pers. del pl. del condicional simple del verbo amar, de la 1ª conjugación.

2) am-: raíz o lexema;

-a-: morfema flexivo (verbal); vocal temática de la 1ª conj.

-ria-: morfema flexivo de tiempo (condicional) y modo (indicativo).

-n: morfema flexivo de número (plural) y persona (3ª).

3) Es una palabra simple o primitiva porque consta de un lexema sin acompañamiento de morfemas derivativos u otro lexema.

Carrichoches:

1)     Sustantivo, concreto, común, contable, individual; masculino plural.

2)     Carr-: raíz o lexema

-i-: morfema derivativo, infijo.

-coche-: raíz o lexema.

-s: morfema flexivo de núm. pl.

by-nc-sa.eu_petit 

Deja un comentario