«Este banco no se toca» (obra dramática infantil en nueve cuadros) (Simón Valcárcel Martínez): reflexión y defensa de valores éticos en el aula

 

 

Los conflictos que nacen en el grupo de una clase de niños parecen que se enquistan malamente. El diálogo, la colaboración y la buena voluntad de los profesores y alumnos son herramientas insustituibles para alcanzar una solución satisfactoria. El egoísmo y las pulsiones primarias como la ridiculización de los demás arrastran a las personas a la amargura. Pero los niños, educados y corregidos sana y reflexivamente, comprenden la importancia de la bondad la generosidad. Se trata, en definitiva, de cultivar la empatía como un modo de convivencia enriquecedora.

La lectura o representación de esta pieza sirve muy bien para adquirir destrezas en el respeto y comprensión hacia los demás. Muchas competencias (comunicación lingüística, autonomía personal, emprendeduría, adquisición de valores estéticos, etc.) se pueden trabajar a través de esta pieza.
Esta pieza breve, escrita en un lenguaje coloquial y transparente, se presta a una representación en clase de lengua e incita a la reflexión de los miembros de la comunidad educativa. El teatro dentro del teatro, la diversidad de caracteres y un delicado equilibrio entre la acción y la reflexión enriquecen la lectura o la representación significativamente. El ritmo es vivo, sostenido y bastante rápido. La variedad de caracteres y la originalidad de las escenas la hacen agradable de leer, representar o contemplar en escena.

 

La obra consta de 58 páginas. Se puede adquirir, en versión digital, por 3 €; en papel, pasta blanda, por 5€, en el siguiente enlace:

 

 

 

 

 

Deja un comentario